En este post vamos a reunir las principales razones por las cuales, si todavía no te has decidido a extender tu negocio a la red a través de una tienda online, deberías hacerlo para así aumentar tus beneficios y la visibilidad de tu negocio.

 

  • Es más barato promocionarse: Existen numerosas herramientas que permiten a cualquier pequeña empresa promocionarse en la red. Estrategias SEO para posicionarse bien en buscadores como Google, marketing de contenidos en tu blog para que tus clientes sepan concretamente cuáles son tus servicios o utilizar (correctamente) las redes sociales son una gran alternativa para dar tu marca a conocer a potenciales clientes a través de una pequeña inversión.

 

  • Precios reducidos: La gran competencia que existe en internet ha provocado que los precios en la red sean más atractivos que en las tiendas físicas, algo que atrae más a los clientes y provoca que cada vez confíen más en el comercio electrónico, por lo que vender a través de internet te permite equipararte a la competencia.

 

  • Tienda abierta todo el año: cuando decimos todo el año nos referimos a 24 horas al día y 7 días a la semana. Tu tienda siempre estará abierta para cualquier cliente. Puedes obtener beneficios mientras descansas cómodamente en casa o te tomas una cerveza en cualquier bar (tú decides).

 

  • Búsqueda online y compra física: Muchos clientes buscan en la web el producto que desean para comprarlo después en la tienda física. No existe mejor catálogo que el que el cliente puede ver cómodamente desde su casa y con opiniones de compradores satisfechos.

 

  • Cada día más personas confían en él: Cada año el comercio electrónico mueve más dinero y permite rentabilizar cada vez más la inversión de extender tu negocio por internet.

 

  • El producto en casa: El envío a casa es muy atractivo para el cliente. Ya no sirve de excusa que haga un mal día o que no tenga tiempo para salir a comprar. La venta a través de internet le ofrece a tu negocio una solución fácil y rápida para llegar a más clientes.

 

  • Reduce costos de trabajadores: No es necesario tener a un trabajador que atienda a los clientes en una tienda online. Al reducir tus costes aumentan los beneficios de tu negocio.

 

  • Elimina las pérdidas por productos robados: En el e-commerce no existe el concepto del robo. Al tener que gestionar la logística del producto no es posible que te roben un producto y asumir esas pérdidas.

Como ves, ¡todo son ventajas! Si quieres que te ayudemos a montar tu propia tienda online, contáctanos sin ningún compromiso.