Una de las preguntas que más recurrentes en torno al comercio electrónico es acerca de la seguridad.

 

Es normal que cuando no sabemos utilizar algo al 100% nos genere algunas dudas, y el comercio electrónico no es ninguna excepción. Es cierto que durante los últimos años las cifras cada vez mejoran más y la sociedad le ha ido perdiendo el miedo en gran parte a las compras online pero, ¿has pensado cuántas ventas al año dejan de producirse porque el cliente no confía y no sabe cómo comprar en el medio online? Todavía son muchas y cada una de ellas son una nueva oportunidad para nuestro negocio.

 

Con este post pretendemos mostrarte cuáles son los pasos en el proceso de compra y cómo puedes adoptarlo en tu búsqueda de oportunidades.

 

El proceso de compra

 

  • En primer lugar el vendedor debe dejar muy claro desde un principio cómo es el producto, mostrar fotos y dar toda la información posible para atraer al cliente. Del mismo modo es esencial que informe al cliente, de forma transparente, sobre los gastos de envío y sobre los métodos de transporte, así como de la política de devoluciones. La experiencia nos dice que, con frecuencia, estos motivos son las principales razones para que el cliente no se decidiera.

 

  • En este momento el cliente tiene confianza en que el producto que ofreces es justo como el que desea y que los gastos de envío son asumibles, por lo que añade al carrito los productos que desea comprar y por último inicia el proceso de compra tras seleccionarlos.

 

  • ¡El proceso ya ha comenzado! A partir de este momento es esencial reducir el tiempo de compra lo máximo posible. Cuanto más tiempo pase el cliente intentado comprar más tiempo tiene cambiar de idea y la mejor forma para agilizar la compra es reducir los pasos y la información que el cliente nos tiene que facilitar.

 

 

  • Tanto si el cliente decide registrarse como si no (algunas tiendas te obligan a registrarte para comprar en ellas), será necesario que seleccione una forma de envío y en el caso de que sea un envío a domicilio tendrá que facilitar al vendedor una dirección de envío. A continuación deberá seleccionar la forma de pago. Normalmente será pago con tarjeta, a través de PayPal o pago contrareembolso.

 

 

  • Ya casi hemos terminado, pero estamos en el momento más delicado en la confianza del cliente, el pago. Si tenemos cuenta de PayPal sabremos que es una forma extremadamente segura de realizar el pago, pero hablar con detalle de PayPal daría para otro post. El pago a través de tarjeta da miedo a muchas personas ya que creen que están muy expuestas en la compra. Aquí van unos pequeños consejos para asegurar la compra por tarjeta.

 

    • Asegurar que la dirección web empieza por https://
    • Que la tienda disponga de TPV Virtual a la hora de introducir los datos bancarios. Será una web que tanto la dirección como el formato de la misma es del banco que la tienda online haya contratado para este servicio.
    • La otra opción, contrarrembolso es la más segura de todas, pero suele tener un recargo de la empresa de transporte.

 

Pues bien, si eres un cliente potencial y has seguido estos pasos puedes estar orgulloso porque has realizado tu primera compra online. Y si eres un potencial vendedor puedes comprobar que el proceso de compra es muy simple. Lo único que faltaría sería que a partir de este instante empaquetes el pedido y lo envíes a través de la empresa de transporte que tienes contratada.

 

¡No te olvides de adjuntar la factura dentro del paquete!